La Policía Nacional ha detenido a cuatro personas en Alcoy por cultivar marihuana en dos viviendas de un edificio que resultó afectado por un incendio

La Policía Nacional ha detenido a cuatro personas en Alcoy por cultivar marihuana en dos viviendas de un edificio que resultó afectado por un incendio

  • En incendio de una vivienda permitió el descubrimiento de de dos plantaciones de marihuana tipo “indoor”
  • Los moradores de los inmuebles huyeron del lugar pero fueron identificados y detenidos en la investigación posterior

Agentes de la Policía Nacional ha detenido a cuatro personas de nacionalidad española por un delito contra la salud pública en la localidad de Alcoy.

El pasado día 17 de julio se produjo un incendio en un bloque de viviendas en el centro de la ciudad, en cual tuvo que ser extinguido por diferentes indicativos del Cuerpo de Bomberos del destacamento de Ibi.

Al lugar del incendio también se comisionó diferentes dotaciones de Policía Nacional y Policía Local para colaborar en el lugar de los hechos para evacuar a los vecinos y realizar labores preventivas de orden público.

Durante la labor de extinción, los bomberos hallaron dos plantaciones de marihuana en el interior de dos de las viviendas afectadas, lo cual fue de inmediato comunicado a las dotaciones policiales que se encontraban en el lugar.

Fruto de lo anterior, y debido a que los moradores de los inmuebles huyeron del lugar, se tuvo que custodiar las dos viviendas hasta que se realizó dos registros domiciliarios con autorización del juzgado de Instrucción de Guardia de Alcoy, incautando en su interior, además de las 155 plantas de marihuana,  el utillaje necesario para su cultivo y labores de floración y crecimiento así como diferente documentación para tratar de identificar a los responsables de las mismas.

Como resultado de las pesquisas realizadas por los agentes de la Comisaría de la Policía Nacional de Alcoy y la Policía Local del Ayuntamiento de esa ciudad, días más tarde se localizó y detuvo a cuatro personas, de nacionalidad española y con edades comprendidas entre los 30 y los 40 años, como presuntos responsables de los cultivos desmantelados, siendo puestos en libertad tras su declaración en sede policial.

Compartir: