Las mascarillas quirúrgicas tardan hasta 400 años en descomponerse

Las mascarillas quirúrgicas tardan hasta 400 años en descomponerse

Los guantes biodegradables tardarán, en el mejor de los casos, 30 años

Las mascarillas quirúrgicas pueden tardar hasta 400 años en descomponerse, mientras que los guantes biodegradables tardarán, en el mejor de los casos, 30 años.

De hecho, las autoridades sanitarias advierten del peligro de lanzarlas a la vía pública porque podrían estar contaminadas.

En los últimos meses se ha constatado la proliferación de mascarillas arrojadas en la vía pública o recogidas en las entradas de agua en las depuradoras.