La Policía Local disuelve 46 fiestas en viviendas, denuncia a 56 personas y sanciona a 12 establecimientos en Alicante

La Policía Local disuelve 46 fiestas en viviendas, denuncia a 56 personas y sanciona a 12 establecimientos en Alicante

  • Los agentes intervienen para disolver dos peleas en la avenida de Pintor Xavier Soler y en la Rambla de Méndez Núñez con un herido
  • Durante la tarde y la noche se auxilia a ocho personas por intoxicaciones etílica, golpes y caídas en la vía pública con asistencias sanitarias y traslados al hospital

El Ayuntamiento de Alicante de Alicante organizó esta Nochevieja el operativo más importante desplegado nunca por Policía Local para cerrar un año marcado por la pandemia, con un plan elaborado con el objetivo de garantizar la seguridad, prevenir fiestas, botellones  y evitar aglomeraciones que pudieran ocasionar una ola de posibles contagios de coronavirus.

La concejalía de Seguridad ha cerrado el balance de la noche informando que en el dispositivo la Policía Local se realizaron más de doscientas intervenciones en toda la ciudad, se interpusieron 53 denuncias por incumplir el toque de queda, alcoholemias e infracciones de tráfico en los controles, se sancionaron a 12 establecimientos por incumplir los aforos y las medidas de seguridad establecidas para hacer frente al Covid, y se disolvieron un total de 46 fiestas en viviendas.

En el Plan de Control de Aglomeraciones en las Principales Zonas de Ocio, organizado se utilizó el Dron de los Bomberos del Servicio de Prevención, Extinción de Incendios y Salvamento y la Policía Local,  estableciendo un Puesto de Mando de los Medios Aéreos no Tripulados para controlar por el aire los aforos en el centro y la playa de San Juan.

Durante la Tardevieja los policías controlaron las zonas de Castaños, el Casco antiguo y la playa de San Juan, con un vigilancia policial de accesos,  delimitación de entradas y salidas, y fue necesario el cierre del perímetro de Castaños cerca de una hora a las 17:40 horas para evitar aglomeraciones como medida preventiva frente al Covid, llevando una efectiva vigilancia de una  zona habitual de tardeo.

En el Plan de Control de Fiestas en la ciudad la Policía puso especial esfuerzo para evitarlas ya que muchos de los contagios se producen en viviendas en el entorno familiar y en encuentros sociales, y se intervinieron en un total de 46 fiestas, una treintena durante la noche y dieciséis en la tarde, interviniendo también por denuncias de ruidos y molestias a los vecinos.

 En materia de seguridad ciudadana los agentes disolvieron dos peleas, la primera sobre las  22.00 horas en la avenida de Pintor Xavier Soler con cinco personas implicadas y sin heridos, y una segunda en la Rambla de Méndez Núñez, donde resultó herido  un joven en un ojo y necesitó atención sanitaria.

El concejal de Seguridad, José Ramón González, ha felicitado a todos los agentes de Policía Local por “el excepcional y efectivo dispositivo policial organizado ya que con su trabajo han hecho posible celebrar en Alicante una Nochevieja más segura, disminuido los riesgos, evitando fiestas, aglomeraciones y  contagios en un momento muy crítico de la pandemia de una noche clave para frenar los contagios y una nueva ola pasadas las fiestas”, y ha destacado que “nos sentimos muy orgullosos del comportamiento y la responsabilidad de todos los ciudadanos que han tomado conciencia de la situación sanitaria en este difícil año, que se ha desarrollado sin graves incidentes”.

La Policía durante la Nochevieja prestó auxilio a ocho personas por intoxicaciones etílica, golpes y caídas en la vía pública trasladándolos para que recibieran asistencias sanitarias y con varios traslados al hospital. Una de las atenciones se realizó pasadas las 4.22 horas en calle Regulo, a un joven que presentaba una herida en una mano, como consecuencia de un golpe contra un cristal, y fue necesario su traslado al hospital.

En el dispositivo con inspecciones y patrullas en todas las zonas de ocio para hacer cumplir los aforos y medidas de seguridad, la Policía Local interpuso un total de 12 sanciones durante la Nochevieja a establecimientos. Las primeras  se realizaron a las 14 horas a dos establecimientos situados en la Plaza de los Luceros, el primero por exceso de aforo de cinco mesas y no mantener las obligadas distancias de seguridad entre los clientes y las mesas obligando  al cumplimiento y desalojado las mesas, y la segunda denuncia ha sido interpuesta por ocupación de vía pública, al estar sirviendo alcohol a la vía pública y permitiendo su consumo.

Asimismo con posterioridad sobre las 16 horas los agentes impusieron dos sanciones en la avenida de Países Escandinavos y la avenida de Costa Blanca, por  exceso de aforo en el interior del local, y obligando a desalojar a las personas que lo incumplían.

Los agentes en los controles y el operativo de vigilancia desplegado durante la tarde denunciaron a ocho locales más por incumplimientos en la calle Ramón y Cajal, y en la avenida del  Pintor Xavier Soler por exceso de aforos, así como un establecimiento en Pascual de la Mata por tener personas sin mascarillas, en la avenida del Sol Naciente por incumplir las distancias de seguridad entre las mesas y clientes sin mascarillas, en San Pablo se ha cerrado un local de ocio y sancionado otro establecimiento en el Paseo Joan Fuster por utilización música ambiental. Por último pasadas las 21 horas se denunció a otro local en la calle Asturias por permitir el consumo fuera del establecimiento.

En el Plan antibotellón y alcoholemia, donde los policía desplegaron un refuerzo del control en distintas zonas de la ciudad  con inspecciones, controles y vigilancia itinerante y estática en puntos fijos de la ciudad desplegado controles de tráfico en la avenida de Villajoyosa, Juan Bautista Lafora, Alfonso el Sabio, Plaza del Mar, calle San Vicente, avenida Costablanca, Federico Soto, Ángel Lozano, Oscar Esplá, se han denunciado a un total de 28 personas por conducir bajo los efectos del alcohol, carecer de ITV,  seguro, dar positivo en drogas, tener el permiso caducado, y se han inmovilizado seis vehículos, y acudido a once accidentes de tráfico. Asimismo se interceptaron a 14 personas por la noche incumpliendo el toque de queda y desplazándose por la ciudad sin causa justificada.

La unidad de Atestados y el servicio nocturno de Policía intervinieron en un accidente de daños materiales a la 01.00 horas en la calle San Mateo con Doctor Nieto, donde estuvieron implicados dos turismos, que por causas que se investigan  chocaron entre sí en el cruce, y como consecuencia del impacto resultó dañada parte de la fachada del mercado de Carolinas.

Asimismo la Policía denunció a cuatro conductores por alcoholemias, el primero a las 23.30 horas en la avenida Costa Blanca, tras someterlo a las pruebas da positivo y se le retira el vehículo al depósito, a las 00.30 horas en la Plaza Puerta del Mar, un conductor que circulaba con un vehículo  con una rueda reventada es interceptado, sometido a las pruebas, arrojando una tasa positiva de alcoholemia y se le han instruido diligencias judiciales,  y el vehículo es retirado al depósito.

Por último la Policía interviene a las 01.30 horas en la avenida de Denia, con una conductora que invade la mediana impactando y derribando una señal de tráfico, con resultado positivo por conducir bajo los efectos del alcohol, se instruyen diligencias al Juzgado y el vehículo es retirado al depósito. A las 01.30 horas en Gran Vía, a la altura del hospital, otro conductor es sometido a las pruebas, dando una tasa positiva administrativa.

Los agentes de Policía en materia de auxilio también acudieron en Nochevieja a tres viviendas, una para atender a una mujer de 85 años que había sufrido una caída, en calle Pozo, otro auxilio en calle Salamanca donde es preciso realizar el acceso con bomberos del SPEIS, y una tercera en la avenida de Novelda, con un varón que tiene dificultad para caminar por dolor en extremidades inferiores, y es necesario su trasladado al hospital.

Detención por un presunto delito de  violencia de género

La Policía Local acudió la pasada noche tras ser alertado de la presencia de un varón dando golpes en la puerta de un domicilio, a su llegada los agentes se entrevistaron con la inquilina de la vivienda, que resultó ser la pareja de la persona que golpeaba la puerta, la cual manifestó haber sido agredida por el hombre.

Por todo ello, la Policía procedió a la detención de este varón, de 25 años de edad, quedando a disposición judicial, por su participación en un presunto delito de violencia de género.

Compartir: