Un Policía fuera de servicio detiene a un individuo, que engañaba a los conductores diciendo  que tenían una rueda pinchada para robarles el bolso

Un Policía fuera de servicio detiene a un individuo, que engañaba a los conductores diciendo que tenían una rueda pinchada para robarles el bolso

  • El detenido y su consorte actuaban en grupo y elegían a sus víctimas con vehículos de alta gama para sustraerles sus pertenencias utilizando el engaño
  • Este modus operandi es una práctica común para cometer hurtos en los aparcamientos de los centros comerciales

Un policía que se encontraba fuera de servicio en la zona comercial del centro de la ciudad detuvo al autor de un hurto y consiguió recuperar todos los efectos sustraídos gracias a su rápida actuación y la coordinación con resto de policías de servicio.

El policía fuera de servicio se encontraba paseando cuando vio a dos individuos en actitud sospechosa, caminando cada uno por una acera y que se hacían señales. Su instinto le hizo mantener su atención en ellos hasta que escuchó los gritos de una mujer que exclamaba que le habían robado.

Inmediatamente el agente se dirigió a por uno de ellos que, al verse descubierto, le arrojó un bolso que llevaba oculto bajo su abrigo, y le propinó un empujón para huir a la carrera. El policía llamó al 091 y dio una descripción detallada del individuo y de la ruta de huída. Una perfecta coordinación entre el Jefe de Sala, los medios policiales que tenía disponibles y el agente testigo de los hechos dio como resultado la localización de uno de los autores y su posterior detención.

La víctima relató al agente que dicho un individuo le había hecho parar el coche manifestando insistentemente que tenía una rueda pinchada. Mientras, otra persona le había quitado su bolso que llevaba en el asiento delantero, con 500 euros en su interior y varios objetos de valor. Éste hecho fue también observado por el vehículo que le precedía a la salida del parking.

Lo que no sospechó la víctima es que aquel individuo que fingía preocuparse por su seguridad en realidad formaba parte un equipo organizado para cometer hurtos. Ambos individuos esperaban a la salida del parking hasta que veían un coche de alta gama. Entonces uno de ellos hacía parar el vehículo y salir a la víctima diciéndole que tenía algún desperfecto en el coche mientras el otro aprovechaba la distracción para sustraer el bolso y otros objetos que se encontraran en su interior.

Gracias a la perspicacia del agente, víctimas de otros hurtos similares podrán reconocer a los autores, pues ahora se tienen imágenes tanto del autor como de su consorte, el cual está plenamente identificado a la espera de su detención. Éste hecho será analizado por el Grupo de Investigación para comprobar en cuántos hechos similares han podido estar implicados.

Desde la Policía Nacional se recuerda la necesidad de tomar precauciones ante éste modus operandi utilizado frecuentemente en los aparcamientos de los centros comerciales, siendo una útil medida cerrar el vehículo cuando se salga del mismo.

El detenido, de nacionalidad marroquí y 22 años de edad, portaba documentación falsa en el momento de la detención, le constaban varias identidades falsas y se encontraba en busca por un juzgado de Palma de Mallorca. Actualmente se encuentra a la espera de pasar a disposición judicial.

Compartir: