La Policía Nacional ha detenido en Alicante a una persona fugada de la justicia moldava por haber estafado más de 450.000$

La Policía Nacional ha detenido en Alicante a una persona fugada de la justicia moldava por haber estafado más de 450.000$

  • La colaboración con la oficina del SIRENE fue fundamental para la localización de esta persona
  • En el momento de la detención el prófugo de la justicia llevaba encima dos documentaciones una falsa y otra verdadera

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Alicante a una persona que tenía en vigor una OEDE (Orden Europea de Detención y Entrega con fines de Extradición) por parte de las autoridades moldavas por un delito de estafa por más de 450.000$ desde el año 2013.

Agentes adscritos a la Brigada de Seguridad Ciudadana de la Comisaría Provincial y de la Comisaría de distrito Centro de Alicante obtuvieron una información a través de la Oficina SIRENE (Supplementary Information Request at the National Entry) la cual sirve de enlace entre las autoridades de otros países con España en materia de órdenes de búsqueda de personas huidas de la justicia. Dicha información era que en la localidad de Alicante podría estar ocultándose una persona fugada de la justicia moldaba.

Los policías establecieron varios dispositivos de control en la ciudad, centrándose principalmente la búsqueda en la zona de la playa de San Juan debido a que se sospechaba que quería pasar desapercibido como turista en esa zona.

Tras realizar multitud de gestiones, se consiguió localizar a una persona de similares características entrando en un hotel de la zona. Por lo que se elaboró un dispositivo en las inmediaciones procediendo a los pocos minutos a su detención.

Cuando los policías fueron a detener al prófugo de la justicia, este se identificó con una documentación que no correspondía con la suya para que no se le identificase con la identidad con la que estaba buscado. Al ver que los agentes le requerían su verdadera documentación este intentó huir arremetiendo contra los policías que lo redujeron y en un cacheo superficial le encontraron la autentica documentación.

El huido de la justicia moldava estaba buscado por estafar más de 450.000$ a través de varias empresas fantasmas en el año 2011 y puesto en búsqueda por las autoridades de ese país en el año 2013, y se enfrenta a una posible condena de 15 años de prisión por estos hechos.

El detenido, de 43 años de nacionalidad letona, fue puesto a disposición del Juzgado Central de Instrucción de la Audiencia Nacional en funciones de guardia será el encargado de tramitar la  Orden Europea de Detención y Extradición.

Compartir: