Se duplican las sanciones en Alicante por acudir a la playa y a segundas residencias.

Se duplican las sanciones en Alicante por acudir a la playa y a segundas residencias.

Este es el caso de Alicante, donde se han visto duplicadas el número de sanciones durante Semana Santa por las personas que han acudido a la playa y a sus segundas residencias en la ciudad.

La Policía Local de Alicante, que lleva en lo que va me mes del estado de alarma más de 2.000 sanciones por incumplir las restricciones de movilidad, ha observado como se han duplicado las infracciones durante el periodo de Semana Santa.

Se duplican las sanciones en Alicante por acudir a la playa y a segundas residencias.

Además, se han producido 20 detenciones en los dispositivos que han organizado por el estado de alarma, según explicó el Ayuntamiento en un comunicado.

Casos ocurridos.

Este sábado, la Policía Local observó a un bañista cerca del Cabo de las Huertas, el cual alegó que “ya no podía estar encerrado en casa y decidió salir a darse un baño”. El hombre, de 31 años vivía en un chalet, en una de las zonas más caras de la ciudad.

Se duplican las sanciones en Alicante por acudir a la playa y a segundas residencias.

Otro caso llamativo, fue una mujer que entró a la Playa de San Juan porque según palabras textuales, “necesitaba ver el mar”. Finalmente fue propuesta para sanción.

En cuanto a controles, se intensificaron en las entradas y salidas de Alicante, poniendo especial atención a las zonas de playa para controlar la llegada de personas de otras ciudades que tienen en Alicante su segunda residencia. Se localizaron y propusieron para sanción a personas que procedían de Zaragoza, Albacete y Madrid.

Se duplican las sanciones en Alicante por acudir a la playa y a segundas residencias.

Otro punto clave para detectar la llegada de personas de otras ciudades, fue las zonas cercanas a los grandes supermercados, donde acudían los recién llegados a sus segundas residencias para hacer acopia de alimentos.

Se duplican las sanciones en Alicante por acudir a la playa y a segundas residencias.

Personas reunidas, otras haciendo deporte en una urbanización, ir a comer a casa de un familiar todos los días, o un grupo de personas paseando a un perro, son otro ejemplo de las propuestas para sanción.

Compartir: