La Policía Nacional ha detenido a un empresario por explotar laboralmente a sus trabajadores

La Policía Nacional ha detenido a un empresario por explotar laboralmente a sus trabajadores

  • Se estableció un dispositivo especial y se realizó una inspección en la empresa en la que los agentes localizaron varios trabajadores en situación irregular en España, sin contrato y sin estar dados de alta en la Seguridad Social
  • Realizaban turnos de 12 horas ininterrumpidos

Agentes de la Policía Nacional han detenido en la localidad de Alicante a una persona de nacionalidad mexicana y 30 años de edad acusado de un presunto delito contra los derechos de los trabajadores al ser el administrador único de una empresa afincada en Crevillent (Alicante) en la que empleaba a ciudadanos extranjeros en situación irregular, sin contrato laboral y a los que sometía a extensas jornadas laborales.

La Policía Nacional ha detenido a un empresario por explotar laboralmente a sus trabajadores

La investigación ha sido llevada a cabo por agentes del Grupo III de la UCRIF (Unidad Contra las Redes de Inmigración y Falsedades documentales) de la Comisaría Provincial de Alicante, tras tener conocimiento de que en una empresa industrial se estarían empleando a personas en situación irregular y sin contrato.

Ante tal situación, los investigadores realizaron diversas vigilancias discretas e intermitentes en las que pudieron comprobar cómo dicha empresa disponía de tres naves donde trabajaban entre 45 o 50 personas en dos turnos.

Una vez tuvieron la información necesaria, los agentes establecieron un dispositivo especial en el que contaron con el apoyo de la Inspección de Trabajo de Alicante en el marco del Convenio suscrito entre el Ministerio de Empleo de la Seguridad Social y el Ministerio del Interior en la lucha contra el empleo irregular y el fraude a la Seguridad Social. También participó en el dispositivo la Unidad Adscrita de la Policía Nacional a la Comunidad Valenciana.

Los agente procedieron a la inspección del centro de trabajo en el que localizaron a un total de 24 trabajadores de diferentes nacionalidades repartidos en las tres naves de la empresa. De estos solo dos estaban dados de alta en la Seguridad Social y el resto manifestó no tener contrato laboral y realizar jornadas de 12 horas ininterrumpidas.

Además siete de estos trabajadores se encontraban de forma irregular en España. Continuando con la investigación los policías descubrieron que del total de trabajadores de la empresa , casi 50, solo 6 se encontraban dados de alta y con contrato de trabajo.

Por tales hechos los Inspectores de Trabajo iniciaron los expedientes  laborales sancionadores correspondiente, por su parte los agentes de la Brigada de Extranjería procedieron a la detención del administrador único de la empresa como presunto autor de un Delito Contra los Derechos de los Trabajadores instruyendo las Diligencias policiales que fueron remitidas a los Juzgados de Elche.

Compartir: