La Policía Nacional detiene en Alicante a una persona que trató de enviar por correo postal una granada de guerra en estado de alarma

La Policía Nacional detiene en Alicante a una persona que trató de enviar por correo postal una granada de guerra en estado de alarma

  • El servicio de seguridad del servicio postal funcionó a la perfección, detectando el material explosivo que contenía en su interior
  • El proyectil intervenido contenía material explosivo en su interior
  • La Unidad de Desactivación de Explosivos aseguraron el artefacto para su incautación y estudio

Agentes de la Policía Nacional han detenido en la ciudad de Alicante a una persona de unos 42 años de edad de nacionalidad española por tenencia de explosivos y desórdenes públicos.

La Sala del 091 de la Comisaría Provincial de Alicante recibió un aviso del personal de seguridad de un servicio postal en Alicante, alertando de la detección de un artefacto peligroso a través de su análisis por escáner de un paquete sospechoso.

Inmediatamente se activó el protocolo establecido aislando el material y requiriendo la actuación de la Policía trasladándose hasta el lugar la Unidad de Desactivación de Explosivos (TEDAX-NRBQ) de la Comisaría Provincial de Alicante, para su traslado con medidas de seguridad a dependencias policiales para su posterior estudio.

Una vez analizado el proyectil, comprobaron que se trataba de una granada de mortero de 50mm, con restos de explosivo en su interior, el cual podría causar graves daños durante su manipulación y envío.

Agentes de la Brigada Provincial de Información de Alicante iniciaron una investigación de los hechos, y tras varias gestiones consiguieron localizar al destinatario del paquete residente en Palma de Mallorca, quien informó a los actuantes haber comprado otros objetos al detenido, ninguno relacionado con explosivos.

Los agentes continuaron realizando las averiguaciones pertinentes para identificar plenamente al autor del envío del paquete, ya que de inicio sólo aportaba datos parciales, procediendo finalmente a la detención del mismo por un presunto delito de tenencia de explosivos y desórdenes públicos.

De todas las gestiones practicadas se dio cuenta al Juzgado de Instrucción de Guardia de Alicante.

El proyectil quedó a disposición judicial, en dependencias policiales, a la espera de ser destruido por agentes de TEDAX-NRBQ.

Compartir: