La Policía Nacional descubre una fiesta ilegal a la que acudían vehículos provistos de un plano donde ubicaba el lugar exacto

La Policía Nacional descubre una fiesta ilegal a la que acudían vehículos provistos de un plano donde ubicaba el lugar exacto

 En un control perimetral establecido en la carretera de Ocaña se dio el alto a varios vehículos cuyos ocupantes presentaban un mismo perfil, uno de los vehículos fue seguido por los agentes y les llevó a una nave donde se estaba celebrando una fiesta clandestina

Agentes de la Policía Nacional de la provincia de Alicante han realizado durante el fin de semana distintas intervenciones con el objetivo de que se sigan cumpliendo con las medidas sanitarias establecidas por la Generalitat Valenciana, en las que se destaca la localización de una fiesta ilegal en una nave situada en un polígono industrial.

En una de las intervenciones realizadas en la localidad de Alicante, agentes del Grupo Operativo de Respuesta de la Comisaría de Distrito Centro de Alicante descubrieron una fiesta ilegal que se estaba celebrando en una nave donde está ubicado un restaurante en el polígono Llano del Espartal.

Los agentes durante un control  perimetral establecido en uno de los accesos de la ciudad de Alicante, concretamente en la carretera de Ocaña, observaron varios vehículos cuyos ocupantes presentaban un mismo perfil, gente joven no conviviente que procedían de otra localidad sin justificación para acceder a la ciudad, siendo varios los vehículos los que fueron sancionados y no permitido el acceso.

Ante la sospecha de los agentes al observar esta circunstancia, a uno de los vehículos le permitieron su acceso, siendo seguido por una dotación policial de forma discreta, el cual les llevó hasta una nave donde más tarde se comprobó que se estaba celebrando una fiesta clandestina con numerosos jóvenes en su interior.

Inmediatamente, los agentes dieron aviso al resto de unidades y organizaron un dispositivo para inspeccionar el restaurante cerrado al público y una vez en el interior localizaron a más de 30 personas congregadas que se encontraban consumiendo bebidas alcohólicas, escuchando música alta e incumpliendo las medidas de seguridad.

Una vez identificados todos los asistentes, los agentes detuvieron a uno de ellos por infracción a la Ley de Extranjería y realizaron un total de 55 actas por infracción a la normativa anticovid a los asistentes y a los encargados del local.

El operativo también contó con la participación de la Unidad Adscrita a la Comunidad Valenciana de la Policía Nacional quienes realizaron cuatro sanciones administrativas por infracción a la normativa de la Comunidad Autónoma en materia de locales públicos y por lo que se solicitó la clausura de actividad de dicho establecimiento.

Durante el tiempo que duró la inspección del local, los agentes intervinieron sobre otros vehículos que acudían a esta fiesta ilegal ayudados por un mapa con las indicaciones de la localización del lugar, que previamente habrían recibido del organizador.

Compartir: