La  Policía Local destaca la máxima colaboración del sector de la hostelería en la primera jornada del adelanto del cierre en Alicante

La Policía Local destaca la máxima colaboración del sector de la hostelería en la primera jornada del adelanto del cierre en Alicante

Los agentes denuncian a ocho personas por incumplir el estado de alarma el primer día de entrada en vigor de las nuevas restricciones decretadas por la Generalitat para frenar la pandemia

La concejalía de Seguridad del Ayuntamiento de Alicante informa que la primera jornada del cierre del sector de la hostelería y restauración, decretado por la Generalitat Valenciana a las 17 horas, transcurrió sin incidentes y con la máxima colaboración de los establecimientos. Los agentes recorrieron por sectores en patrullas y a pie toda la ciudad y comprobaron que las terrazas estaban desalojadas y los locales cerrados sin ninguna denuncia.

El concejal de Seguridad, José Ramón González, agradecer “a todos los ciudadanos que ayer dieron cumplimiento al adelanto del toque de queda en esta primera noche establecido a las 22 horas, y que transcurrió con total normalidad y sin incidentes”, al tiempo que ha destacado “la máxima colaboración de nuestros establecimientos de hostelería que estuvieron cerrados incluso antes de las 17 horas en algunas zonas de la ciudad”.

El Ayuntamiento de Alicante desplegó en la tarde noche de ayer una amplio operativo para proteger y hacer cumplir las medidas decretadas, intensificando la vigilancia a pie por las principales zonas de aglomeración de personas, los comercios y sectores de ocio. Asimismo desde las ocho de la noche y hasta las seis de la mañana, la Policía Local ha cerrado todos los parques del término municipal de Alicante.

La Policía Local en la primera jornada recorrió con antelación al cierre todos los locales, para informar a clientes y titulares de establecimientos de las nuevas medidas que entraban en vigor  en la Comunidad Valenciana. Además, con posterioridad una vez cerrados, han organizado controles e tráfico estáticos e itinerantes con el objetivo de prevenir y prestar vigilancia en todos los accesos y salidas de la ciudad así como en los barrios, para hacer cumplir la nueva restricción de la movilidad nocturna adelantada a las 22 horas y hasta las 6 de la madrugada, y han patrullado toda la noche destacando el gran cumplimiento del toque de queda de los ciudadanos.

En este dispositivo para hacer cumplir las medidas de seguridad y sanitarias se impusieron ocho denuncias por desobedecer el estado de alarma, incumpliendo cinco personas la medida obligatoria de usar mascarillas, y se sancionaron a tres por consumo de alcohol en la vía pública.

El edil José Ramón González ha apelado  a “seguir con la alta concienciación ciudadana de los vecinos para ganar la batalla al Covid, pedido que cada uno se cuide y extreme las medidas de prevención e higiénico sanitarias en el uso de mascarillas, distancias sociales evitando las fiestas, reuniones sociales y botellones, y máxima responsabilidad en uno de los momentos más críticos de la pandemia”.

En materia de ruidos, la Policía Local ha tenido que acudir para atender y disolver  fiestas en viviendas con quejas, que se han saldado con denuncias a los dueños de las viviendas en las que se celebraban las reuniones causando molestias en las calles Jazmín, Afrodita y Valle Inclán.

Compartir: