Alicante cierra sus cinco playas y las calas en la noche de San Juan más tranquila  de la historia

La Policía Local desaloja de madrugada a unos 200 jóvenes en la playa del Postiguet

Los agentes cierran dos establecimientos y ponen 32 denuncias por no llevar mascarilla, cuatro por consumo de alcohol en vía pública y otras cuatro por portar sustancias estupefacientes 

La Policía Local de Alicante ha llevado a cabo durante la pasada madrugada el cierre de dos establecimientos y el levantamiento de 32 denuncias por incumplimiento del uso de la masacarilla, cuatro por consumo de alcohol en la vía pública y cuatro por consumo o tenencia de drogas, dentro del dispositivo especial de vigilancia y control de las medidas anti Covid19 llevado a cabo por las Unidades GOIR, FOX y Servicio Nocturno tanto en playas como en ciudad. Además, los agentes tuvieron que formar un cordón pasadas las cinco de la madrugada y desalojar a grupos de jóvenes en la playa del Postiguet, unas 200 personas, para que los tractores pudieran proceder a las tareas de limpieza de la arena con seguridad.

La Policía Local desaloja de madrugada a unos 200 jóvenes en la playa del Postiguet

Sobre las cinco de la mañana, los servicios de limpieza de playas han solicitado el auxilio de Policía Local a fin de desalojar la Playa del Postiguet, para poder realizar las tareas limpieza de la arena con los tractores de cribado y habida cuenta de la cantidad de jóvenes que se encontraban en la arena. Los agentes han formado una cadena humana que iba unos metros delante del tractor retirando al personal. Unas 200 personas han sido desalojadas por los agentes.

El concejal de Seguridad Ciudadana y Movilidad, José Ramón González, ha vuelto a hacer un llamamiento a los jóvenes para “que extremen las medidas de seguridad personal haciendo uso de las mascarillas y evitando reuniones en grupo, en todo caso las mayores de diez personas, por su propia seguridad y de las personas con las que se encuentran con el fin de evitar el aumento de contagios del coronavirus y los rebrotes”. “Nadie está exento de poderse infectar y, lo que es peor, transmitir a otros la enfermedad, por lo que es necesario que todo el mundo sea consciente de la importancia de seguir llevando mascarilla, mantener la distancia social y hacer una buena hiegiene de manos de forma reiterada”, ha señalado el edil.

Las Uniddes GOIR, FOX y Servicio Nocturno, y la brigada de Aperturas también han tenido que atender un total de 35 quejas por ruido en plazas y viviendas. En cuanto al control de las zonas de mayor concentración de locales de hostelería, restauración y ocio se han efecturado dos notificaciónes suspensión actividad, en un establecimiento de la plaza Gabriel Miró y otro en Países Escandinavos.

Compartir: