Baja movilidad y un alto cumplimiento del toque de queda en Alicante

Baja movilidad y un alto cumplimiento del toque de queda en Alicante

La unidad Fox de la Policía interpuso anoche tres denuncias por Ordenanza de Limpieza a hospitales privados y una clínica, cuando fueron interceptados tirando material quirúrgico a contenedores de Residuos Sólidos Urbanos –RSU-

La concejalía de Seguridad del Ayuntamiento informa que en el operativo especial organizado para garantizar el cumplimiento de las medidas de seguridad frente al Covid la Policía Local de Alicante esta madrugada ha disuelto siete fiestas en viviendas, y fue una noche gélida marcada por la baja movilidad tanto de vehículos como de personas, y el máximo cumplimiento del toque de queda y el cierre de los establecimientos de hostelería y restauración en Alicante sin ninguna denuncia.

Los agentes policiales de las unidades Fox y servicio Nocturno de la Policía, si que tuvieron que intervenir hasta en siete ocasiones para disolver fiestas en viviendas organizadas anoche, generando ruido y molestias a los vecinos y quejas de particulares y alterando el descanso, que han sido sancionadas. La Policía se desplazó a los domicilios situados en Benito Pérez Galdós, Gonzalo Mengual, Publicista José Tarí, San Carlos, Joaquín Galán,  Barón de Finestrat y en avenida de Elche.

El concejal de Seguridad, José Ramón González, ha agradecido “el comportamiento de la mayoría de ciudadanos y pedido limitar al máximo la movilidad en estos momentos donde los contagios se están incrementando, y no celebrar fiestas o  reuniones en lugares cerrados evitando el riesgo y enfermarnos de Covid”, al tiempo que ha vuelto a realizar un llamamiento a la “conciencia y responsabilidad individual por el bien de la salud de todos, tenemos la obligación de extremar las medidas preventivas de seguridad para frenar esta pandemia”.

Durante esta noche la Policía ha organizado controles estáticos de tráfico uno de ellos situado en la calle Maestro Alonso, y patrullado con dispositivos itinerantes, destacando una muy baja movilidad de vehículos y personas y tan sólo se puso una sanción por no llevar la obligatoria mascarilla. Los agentes intervinieron en la calle Monforte del Cid donde se interceptó un vehículo, y  su conductor se negó a realizar las pruebas por lo que ha sido denunciado por la Policía por un delito de negativa a someterse a las pruebas de alcoholemia reglamentariamente establecidas. Así como se auxilió a una persona que había sufrido una caída en la calle  German Bernacer.

Anoche los agentes también acudieron a la estación de Renfe, alertados de la llegada de uno de los trenes a las 23.40 horas, coordinando la salida de los viajeros que llevaban un retraso de cinco horas debido al fuerte  temporal.

Por su parte la unidad Fox de la Policía interpuso tres denuncias en la pasada noche por la Ordenanza de Limpieza a hospitales privados y una clínica, cuando fueron interceptados tirando material quirúrgico a contenedores de Residuos Sólidos Urbanos –RSU-. El Ayuntamiento alerta que esta es una infracción de carácter muy grave el depositar en la vía pública o en contenedores no aptos para ello residuos de carácter industrial y especial como sanitarios y peligrosos, y conllevan sanciones de hasta 3.000€.

El concejal de Seguridad ha puesto en valor “el trabajo de la unidad Fox para vigilar las conductas incívicas que ha dado como resultado un aumento de las sanciones por la ordenanza, en el dispositivo organizado en coordinación con los servicios de limpieza para localizar a las personas que tienen comportamientos incívicos que están perjudicando a la ciudad y al resto de los vecinos”.

Compartir: