Alicante, controlado para evitar desplazamientos

Alicante, controlado para evitar desplazamientos

Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado harán estos días de muro de contención para evitar el desplazamiento a segundas residencias en la provincia de Alicante. Tanto la Policía Nacional, como la Local y la Guardia Civil han puesto en marcha un dispositivo especial de vigilancia para evitar el incumplimiento del estado de alarma impuesto por el Gobierno a causa del coronavirus.

Por eso, todos los accesos y las salidas de Alicante y su provincia están sitiados por los agentes. Cada ciudadano que sea interceptado debe justificar con documentación el motivo por el que no está en su casa. El buen tiempo y una tendencia a la relajación del confinamiento han motivado el refuerzo de los controles.

Así la Policía Nacional ha visto incrementadas las sanciones en la última semana y desde ayer la Subdelegación del Gobierno comenzó a ejecutar las multas impuestas a los ciudadanos que han roto las normas, de manera que las sanciones comenzarán a notificarse en los próximos días.

Los agentes han establecido controles de mañana, tarde, noche y fines de semana en los accesos a la ciudad así como en Dénia, Orihuela, Elche y Benidorm, lugares en los que muchos ciudadanos tienen segundas residencias. La Guardia Civil y la Policía Local también han reforzado sus dispositivos.

Así, en Torrevieja se miran con lupa los accesos por carretera a la ciudad y, según el edil de Seguridad Federico Alarcón, hay controles en las entradas por la N-332 tanto sur (dirección Cartagena) como norte (dirección Alicante), así como por la CV-90 (dirección Crevillente-Murcia).

Uno de estos controles acabó con un operativo en Elche que desembocó en dos detenciones por un delito de desobediencia grave. Al parecer, dos personas se saltaron en reiteradas ocasiones las normas establecidas en el estado de alarma. Los agentes interceptaron un vehículo en el que viajaban dos hombres, para proceder a su identificación y para comprobar el motivo de su desplazamiento.

Debido a la falta de justificación de su movimiento, y con motivo de proponer para sanción por incumplimiento de las medidas acordadas por Real Decreto, se consultaron las bases de datos policiales comprobando que ambos habían sido propuestos para sanción en varias ocasiones tanto por Policía Local de Elche como por Policía Nacional.

Concretamente, a uno de ellos le constaban catorce sanciones por Policía Local de Elche y dieciocho por Policía Nacional; y al otro una por Policía Local de Elche y tres por Policía Nacional.

Debido a la falta de justificación del desplazamiento y por la reiteración de sanciones interpuestas, ambos fueron detenidos por un delito de desobediencia grave a la autoridad por incumplimiento de las medidas acordadas por el Real Decreto, siendo puestos a disposición judicial del Juzgado de Instrucción en funciones de Guardia de Elche.

Esta actuación se encuadra en el dispositivo especial de vigilancia para reforzar los controles de acceso a las localidades susceptibles de albergar ciudadanos con segundas residencias.

Por su parte, la Policía Local ha impuesto más de 200 multas en dos días y ha identificado más de 2.000 vehículos. El concejal de Seguridad, José Ramón González, anunció ayer que serán «muy rigurosos» en este operativo.

A «las personas que vengan de otros municipios se les hará retornar a sus lugares de origen y no dejaremos tampoco que nadie acuda a sus segundas residencias en las playas», recalcó el edil. Alicante encara el mes de confinamiento con un amplio repunte del número de sanciones, ya que son más de 238 las denuncias que se han puesto en solo dos días con seis detenidos, y un total de 5.552 vehículos y personas interceptados.

Por ello, el concejal de Seguridad del Ayuntamiento de Alicante incidió en que «se van a endurecer más los controles» y reiteró: «debemos quedarnos en casa; no es el momento de hacer viajes, ni desplazamientos que no están permitidos a las playas».

elmundo.es

Compartir: